RESPONSABILIDAD DE UN COUCH HACIA SUS JUGADORES.

 1.-  En su relación con los jugadores bajo su responsabilidad, el Couch deberá siempre tener cuidado con la tremenda influencia que ejerce para bien o para mal.

Los padres confían su más preciada posesión al Couch, y el Couch, a través de su propio ejemplo, deberá estar seguro siempre de que los muchachos que han jugado para él son los hombres más preparados y decentes que ha hecho.

El Couch nunca deberá anteponer el valor de una victoria por encima del precio de infundir los más altos ideales deseables y de crear rasgos positivos en el carácter de sus jugadores.

La seguridad y el bienestar de sus jugadores deberá ser siempre lo primordial en su mente y estos nunca deberán ser sacrificados por cualquier prestigio o gloria personal.

 2.-  Al enseñar el juego del Fútbol Americano, el Couch debe darse cuenta de que hay ciertas reglas diseñadas para proteger al jugador y que establecen normas comunes para determinar un ganador y un perdedor.

Cualquier intento por confundir estas Reglas para tomar ventaja desleal sobre un oponente, o enseñar deliberadamente conductas antideportivas, no tiene cabida en el juego de Fútbol Americano, no hay ningún Couch, culpable de algo así, que tenga el derecho de llamarse a sí mismo Couch.

El Couch deberá poner el ejemplo para ganar sin ostentación y perder sin rencor.

Un Couch que se conduce a sí mismo de acuerdo a estos principios, no debe tener temor a fallar porque en el análisis final, el éxito de un Couch debe ser medido en razón del respeto ganado de sus jugadores y de sus oponentes.

 3.-  El diagnóstico y tratamiento de lesiones es un problema médico y no deberá bajo ninguna circunstancia ser considerado competencia del Couch.

La responsabilidad del Couch es ver que los jugadores lastimados reciban atención médica rápida y eficiente y que las órdenes del médico sean llevadas hasta en el más mínimo detalle.

 4.- Bajo ninguna circunstancia podrá un Couch autorizar el uso de drogas. Medicamentos, estimulantes o calmantes, deberán ser utilizados solamente cuando lo autorice y supervise el médico de la institución.

 5.-  Un jugador no deberá ser puesto en peligro por evadir alguna de las reglas de elegibilidad.

 6.-  Un Couch no deberá demandar de sus jugadores nada que interfiera con las oportunidades del jugador de alcanzar el éxito académico.

Atentamente.

Los Couches.


A todos los invitamos a sumarse al esfuerzo para que este manual este más completo, si tienes una sugerencia por favor comunícamelo a

vikingo@oficiales.org

Esta página y todo su contenido son Copyright © del Vikingo.