Lectura > "Vikingo" > Para Oficiales

A quien le corresponda (o se ponga el saco):

Las agresiones en el fútbol Americano.

El Fútbol Americano fue instituido por las universidades de los E.U.A. con un principio fundamental: "El poder crear la necesidad de motivar el espíritu de competencia y de lucha en el participante". Lo anterior estaría basado en una fuerte disciplina y un gran esfuerzo en su práctica y la enseñanza al respeto por las reglas, siendo esto en conjunto un complemento con los estudios académicos para formar uno de los principales pilares en la formación de un buen estudiante.

Las reglas son parte fundamental en el desarrollo del juego y están diseñadas para hacer una competencia claramente competitiva, y otorgar las mismas oportunidades a los dos equipos contendientes, y castigan al que de alguna manera trata de tomar ventaja ilegal de su oponente.

Al ser éste un deporte de contacto es altamente riesgoso, por este motivo se han desarrollado a través de los años una serie de aditamentos de protección que son indispensables y obligatorios para la práctica de este deporte lo cual nos lleva a no prescindir de alguno de ellos, aunque nosotros les consideremos que no son indispensables.

El respeto hacia el oponente, couches, compañeros, y público es uno de los fundamentos de enseñanza en este deporte, por tal motivo, la burla hacia un contrario o para cualquier participante en el campo es fuertemente castigada por las reglas.

El decir malas palabras (insultos) o hablar en tono de burla, festejar individualmente (llamar la atención a un solo jugador) y retar a un oponente, es considerado por el reglamento como una agresión y es castigado como un faul personal o una actitud antideportiva y también conlleva la expulsión. (Regla. 2-32-1 y Regla. 9-2-1, -2, -3, -4).

Aunado esto, también es ilegal la estrategia desarrollada por varios couches y copiada por un gran número de sus asistentes, en la cual por sistema protestan todo faul marcado inclusive antes de saber de quien fue (que es una forma de agresión hacia un oficial), o la asignación de un elemento del staff a estar detrás de un oficial indicándole que en cada jugada existió un faul a su favor que no se marcó.

El respeto hacia una autoridad se ha deteriorado al permitirse que una persona sujeta a las reglas interfiera con el desarrollo del juego y se exprese con ademanes exagerados, gritos, intromisiones dentro del campo, haciendo énfasis en sus comentarios sarcásticos que son vistos y observados por el público, y provocando que éste reaccione insultando de viva voz a la planilla de oficiales (se consideran también como una agresión verbal).

Es denigrante para cualquiera de los participantes de este deporte, sobre todo de las Universidades (que se consideran altamente formativas), el escuchar dentro de su estadio a los "pseudo aficionados" proferir de viva voz o en coro toda clase de insultos a los equipos contrarios, planillas arbitrales, o a cualquier persona que les venga en gana.

Necesitamos de alguna forma acabar con esta práctica que se considera un cáncer y que cada vez más se está instituyendo de los estadios donde se practica el Fútbol Americano, sobre todo en aquellos campos donde asisten familias, aunque estos "pseudo aficionados" paguen su boleto, esto no le da autorización o derecho alguno de insultar abiertamente a un participante.

Mediante este artículo solicitamos de una manera muy respetuosa a todas las ligas que agrupan a las diferentes instituciones, a todos los que participamos, que se sirvan tomar en cuenta en sus próximos congresos el poder cambiar este tipo de actitudes, para todos molestas, con alguna acción que consideren necesaria para frenar esta práctica nociva que deja definitivamente a un lado los principios fundamentales de formación en los cuales se basa la practica del "FUTBOL AMERICANO".


Te invitamos a colaborar si tienes un articulo que tú creas importante por favor enviarlo a:

mailto:vikingo@oficiales.org

Esta página y todo su contenido son Copyright © del Vikingo.