Lectura > "Emelgur" > Para conocer más.

LA HISTORIA DE LA OFENSIVA

FOOTBALL AMERICANO

El Football Americano se desarrolla a partir de un juego Británico muy parecido, llamado Rugby, del cual se tienen referencias históricas por hay de mil ochocientos sesenta y tantos, años en que se registrarían los primeros partidos de rugby en América.

En 1869 la Universidad de Princeton jugaría el primer partido de rugby colegial contra la Universidad de Rutgers, el 6 de Noviembre en New Brunswick, New Yersey, quedando 6 a 4, para repetir el juego una semana después, en la que vuelve a ganar Princeton 8 a 0.

Según Robert Leckie, por hay de 1870, se desarrollaban las jugadas de tal forma que parecían una maraña humanan y poco a poco el Football en América empezaría a salir de los embotellamientos humanos, para iniciar su tendencia hacia las jugadas mas abiertas. Los Norteamericanos se Interesaron por el offside, que se usaba para describir a un jugador que conseguía adelantar al portador del balón o bien al pateador, lo que en aquellas épocas se consideraba altamente ilegal.

En estados Unidos, apoyaban la idea de que para poder adelantarse, se requería estar mejor preparado que los adversarios, además, veían en estas acciones una maravillosa posibilidad para bloquear, causar molestias o simplemente estorbar al enemigo, lo que aumentaría considerablemente el atractivo hacia el juego mismo.

Así, en 1876 se acuerda y da formación a la Asociación Americana Intercolegial de Football (A.A.I.F.), cuya ciudad sede fuera Springfield Massachusetts, y emplearon para sancionar los juegos, una versión levemente modificada de las reglas de la Unión de Rugby. Los partidos Iniciaron en 1877, año en que se jugaba con 15 hombres; 9 de los cuales se podría decir que jugaban una posición semejante a la de un liniero ofensivo, usaban dos corredores de velocidad y dos de poder, además de un capitán, por cierto, los partidos tendrían una duración total de 90 minutos. Y durante 1878 se acuerda una modificación a la vestimenta, sustituyendo el short ajustado y el jersey, por una especie de chaqueta y pantalón de lona.

Los Norteamericanos maduraban la idea de ayudar al corredor a lo largo de la jugada, observando como frecuentemente se tropezaban con los jugadores contrarios meramente por accidente. Así, en 1879, Princeton usó dos de sus jugadores para escoltar al corredor, por primera vez en la historia, durante un juego contra Harvard; de esta manera se dieron los principios de lo que hoy conocemos como jugadas o trayectorias de la línea ofensiva.

Poco tiempo después, se permitiría que un jugador ofensivo se adelantara durante una jugada con la intención de atrapar la pelota, una vez que esta fuera pasada hacia adelante con el pie. Este jugador fue conocido como el "snapperback.". Mas delante, aparecerían los siete hombres alineados, y de estos, no tardo en ser permitido que uno se adelantara en la formación, con la intención de tomar la pelota y lanzarla hacia sus compañeros para iniciar la jugada ; este jugador fue conocido como center “centro”, nombre que conserva hasta nuestros días.

Muy a menudo, los pasadores o pateadores, resultaban severamente golpeados., y requerían de una protección mientras se desasían del balón. Así, al notar como los jugadores defensivos penetraban pasando por los lados del centro (por ser la distancia mas corta), con la intención de detener al jugador que pasaría o patearía la pelota, antes de que la soltara, colocaron a un hombre a cada lado del “center”, que por su función principal de guardar o proteger, fueron llamados guarded “guardias”, nombre que aun se conserva.

A la defensiva se le permitía explotar contra sus oponentes, con la finalidad de abrirse paso hasta la pelota, antes de que el pasador o pateador se deshiciera de ella. Así, aparece el “center” que era quien ponía el balón en juego y los “guarded”, quienes respaldaban soportando la presión súbita; Luego, los dos hombres colocados en los extremos de la formación, eran conocidos como “end men”, a los que ahora llamamos “wing” ; Los dos hombres restantes, eran usados para apoyar a los guarded o a los end men, quienes tenían la mejor posición para formar los llamados tackles “aparejos”, razón por la cual fueron llamados de esta manera, tal y como hasta nuestros días.

Resumiendo, la formación o Línea Ofensiva, que fuera usada para jugar al Football en los Estados Unidos, según Walter Camp, consistiría de siete hombres o posiciones: un Centro “center” o estallador “snap back”, dos guardias “guarded”, dos agarradores “tackles”, y dos extremos “end men”.

Allison Danzig indica que en 1880, las contiendas de rugby llegaron a ser una verdadera arrebatinga, con lo que resulto realmente sencillo introducir una variante que agregara emoción y espectáculo, con lo que hizo su aparición el “quarterback”, como un nuevo método para poner la pelota en la jugada. En vez de que la pelota fuera arrojada o sacada de entre dos explotadores que cargaban hacia adelante, con la intención de cachar el balón, que seria pateado con la parte exterior del talón, procedimiento conocido en el rugby como “scrum” y era usado para poner la pelota en juego. Esta jugada o “scrum” se iniciaba con el movimiento de cualquiera de los jugadores, o bien con la voz del “center”. 

En los principios del football, a los jugadores se les permitía agarrar a los corredores de donde pudieran sostenerlos o empujarlos, a todo lo largo de la trayectoria con tal de evitar el avance del balón. Una regla dictada en 1876 que estableció que agarrar, bloquear, y pasar la bola hacia atrás se permitiría; siendo esto lo que condujo para precipitar la diferencia con el rugby.

Para 1880 se acuerda reducir de 15 a 11 jugadores por equipo, y se reglamenta por primera vez la linea de scrimage. Tambien se reduce el campo de 140 por 70 yardas que hasta esa fecha se usaba, por uno de 110 yardas de largo por 53 yardas un pie de ancho.

Luego, en 1881 se adicionan e implementan dos tiempos extras de 15 minutos cada uno, con la finalidad de evitar empates. Para en 1882 incluir reglas que consideraban terminos como oportunidad y avance, asi pues, si un equipo no lograba avanzar cinco yardas en tres intentos, o bien, perdia diez yardas con respecto al punto en que iniciaban su ataque, deberian entregar el balon al adversario, justo en el punto en que terminaria la jugada de la ultima oportunidad. Teniendose tambien referencias documentales al respecto de que, en este año se iniciarian las señales dadas desde la banca, para indicar la siguiente jugada.

Por 1883 se habrian reglamentado los oficiales encargados de aplicar el reglamento, obligando a la presencia de cuatro como minimo, de los cuales uno seria el juez y otro seria el referee, que seria el oficial con mas rango.

L. H, Baker, Dice que Princeton en 1879, fue el primer equipo en usar escoltas para el corredor de pelota, pero aquí las escoltas se ubicaron a cada lado y no al frente del corredor, (en 1879 la escolta se legaliza), dándole el nombre de "protección al corredor". Poco tiempo después, la escolta se usaría de una manera muy irregular, por lo que para evitar castigos, se evitaba usar los brazos y sobre todo las manos.

No fue sino hasta 1884 cuando se permitió que las escoltas pudiesen ir adelante del corredor, revisando y modificando en este mismo año el valor de las anotaciones,  dandose al touchdown un valor de 4 puntos, al punto extra y safety 2 puntos, y el gol de campo valdria 5 puntos.

De acuerdo a Walter Camp, los linieros ofensivos deberían poseer grandes cualidades atléticas, ya que estos participaban tanto a la ofensiva como a la defensiva.

En los primeros años del football, los entrenadores debería buscar en sus jugadores según Camp, las cualidades a continuación mencionadas:

El Ala:

El Ala deberá explotar rápidamente para efectuar su trabajo, de no cumplir con su bloqueo, o hacerlo pobremente, producirá un desorden inmediato en la proporción de trabajo para el tackle y el corredor. Cuando la jugada valla por su lado, deberá manejarla con el carácter que la misma requiere y el conocimiento de cuando y donde será para él, deberá mantenerse atento a la jugada intentada y sobre todo al momento en que deberá entrar en acción, ya que el deberá estar lo mas cerca posible y aprovechar lo grandioso de una asistencia en la que se pueda lucir. No hay límite en cuanto a la cantidad y calidad de trabajo que pueda realizar. Un buen ala, deberá ser apto para contener a su hombre y evitar que este se inmiscuya en la jugada. El fin, su responsabilidad cubre el área comprendida desde la misma línea de scrimage hasta la línea de gol y desde la banda de su lado hasta la parte media del campo.

El Tackle:

Mientras que bloquear pudiera no ser lo más importante en un tackle, seguramente hoy en día es la cualidad mas buscada, pero para quien es, o busca realmente a un experto, se marcan salvedades a esta regla general, que resultan aun mas importantes. La verdadera realización de un tackle depende del estudio y perseverancia, cualidades que deberá buscar incansablemente.

Un buen liniero defensivo no podrá ser bloqueado del mismo modo todo el tiempo, ya que rápidamente deducirá el método empleado y evitara luego el bloqueo a toda costa, así de una manera vistosa y violenta, el defensivo buscara engañar a su oponente, para sacarle provecho a esta pequeña ventaja, lograda con tenacidad e inteligencia y así fácilmente detener al corredor.

Bloquear para una corrida, resultara muy difícil y dependerá de la estrategia empleada. Si la corrida será por el extremo derecho del campo, por ejemplo, y la llevara un corredor colocado a la izquierda del centro (demasiado lejos), el tackle derecho debe bloquear muy lentamente y mantenerlo por largo tiempo. Para con esto, lograr apartar a su hombre por un instante de tiempo suficiente para que el corredor pase y de la vuelta sin ser alcanzado o estorbado, Además, el corredor no podrá iniciar el movimiento en tanto no tenga el balón, por lo que también, deberá contener e incluso echar atrás al defensivo lo suficiente para que el quarterback disponga de espacio y tiempo para entregar el balón y darle al corredor una ventaja suficiente para arrancar y tomar velocidad. Por lo que un buen tackle, será capaz de comprometer severamente a su hombre, echarlo atrás y sostenerlo durante el tiempo suficiente para que su corredor abandone el área de su responsabilidad. Ahora, por ejemplo, si se tratara de una jugada de y para su lado, el tackle deberá mover a su hombre hacia un lado, para con esto abrir el hueco por donde pasara el corredor, siendo particularmente cuidadoso de no explotar antes y abrir el hueco antes de que el corredor este listo, ya que esto facilitara la entrada de otro defensivo que alcanzara al corredor antes de que llegue siquiera a la línea de scrimage.

El Guard:

Un guard requiere de menos agilidad que un tackle, eso es verdad, pero jamas podrá ser satisfactorio un guard lento y torpe, ya que su trabajo resulta ser muy importante, a pesar de que para un guard es menos relevante quien corra o por donde correrá, más de todas maneras tendrán que trabajar muy duro.

El guard, deberá explotar velozmente y mantener un bloqueo severo y eficaz, dándole a su quarterback el tiempo suficiente para recibir, dominar y entregar o pasar el balón, cuidando además, durante las corridas, que el balón abandone su área de control, donde también existe la posibilidad de que tenga que abrir su hueco.

El bloqueo de un guard en situación de pase, es mucho menos vistoso que el de un tackle, más no por esto menos importante o más sencillo, sino más bien, requiere una mayor certeza, por lo que a menudo su hombre tendrá una doble cobertura, lo que casi nunca sucede con el tackle. Un guard, trabaja mas estrechamente hacia el centro, bloqueando a su hombre para evitar que lo rodee y penetre, más esto lo podrá hacer tan solo hasta donde pueda moverse sin abandonar la zona pero sin descuidar el hueco entre el y el centro, que deberá estar absolutamente seguro para que ningún adversario pueda pasar.

Cuando un guard bloquea para una corrida, (por supuesto, dependerá del hueco usado para correr), se deberá controlar y conformar, ya que no puede moverse tan libremente como quisiera, puesto que deberá contener a su hombre mucho más firmemente que el tackle, y así proteger al quarterback como primera obligación, mientras que el tackle protegerá al corredor. Una vez centrado el balón, los guard serán responsables individualmente de sus hombres, evitaran a toda costa que penetren o que intervengan durante el desarrollo de la jugada.

Un aspecto no menos importante es aquel donde los guards, deberán hacer sentir al centro que esta protegido, y que será asistido de una manera rápida, eficiente y constante, para con esto lograr su confianza y pueda desarrollar todo su potencial.

El Centro:

El hombre que será seleccionado para ocupar la importante posición de un centro, debe ser un hombre con sentido y fortaleza. La inteligencia y la fuerza son sus cualidades más altamente valoradas. Poner la pelota en la jugada adecuadamente y a tiempo, es un gran logro, pero no libera al centro-corto de otras obligaciones.

Cuando se inicia un novato para ocupar la posición de centro, comúnmente se golpea las piernas con la pelota, o bien, pierde el control de esta por el temor de ser golpeado por su adversario. No es tarea fácil el mantener controlado un balón, cuando se deberá estar agachado hacia el frente y sostenerlo, colocado una brazada por delante de la cabeza y además, listo para ser rápidamente centrado por entre las piernas conservando el balance, a pesar de la amenaza de ser embestido por el hombre colocado al frente. Pero es justamente lo que un centro deberá hacer cada vez que la pelota deba ser puesta en juego.

Lo primero que se le debe enseñar a un centro, es a mantenerse de pie a pesar de la embestida de su oponente. Después, el deberá aprender a controlar y mantener la posesión del balón, hasta que este sea puesto en juego. Los centros más famosos y experimentados tienen una manera de jugar la pelota así como una posición tal, que pueden centrarla y quedar en buena postura para recibir la embestida del oponente.

Con respecto a retener la pelota, algunos centros prefieren tomarla por la punta, mientras otros la envuelven con toda la mano por su parte media, pero lo verdaderamente importante es el moverla con rapidez, seguridad y precisión hasta que las manos del quarterback. Un centro debe practicar poniendo la pelota en la jugada con ambas manos, y solo permitir que lo haga con una, hasta que sea un verdadero experto.

Un entrenador debería prever que su centro tendrá que enfrentar a una gran cantidad de jugadores diferentes, los habrá grandes, fuertes, rápidos, altos, bajitos y hasta uno que otro feo, por lo que se sugiere entrenarlo con hombres verdaderos en vez de colocarle un uniforme a un costal o domi y simularlo, por lo que si tiene por ahí algunos jugadores veteranos que quieran ayudar, serán de mucha utilidad, si fueran comisionados para trabajar como domis frente al centro.

Walter Camp en 1891 escribió “para que un equipo de football avance con la pelota o se defienda del adversario, es aconsejable que los once hombres se separen en divisiones o secciones que compartan técnicas y procedimientos generales, como lo son: la línea y el backfiel.”

En los inicios del football, la regla que indicara cuantos jugadores deberían permanecer sobre la línea de scrimage hasta que el balón fuera centrado, se fue ajustando: en 1895 la regla obligaría a que siete fueran los hombres alineados frente al balón, en 1896 cambio, para indicar que cuando menos fueran cinco, en 1903 se permitía que fueran siete o cinco los hombres alineados, para por ultimo, en 1910, el comité de reglas determino que deberían permanecer siete hombres alineados antes de que la bola fuera centrada, esta regla se conserva hasta nuestros días.

Danzing, menciona que la línea de scrimage, también establece el principio de posesión del balón, una diferencia verdaderamente importante para diferenciar el rugby del Football Americano, esto se deduce, cuando menciona que en 1880 una regla requería de once hombres o jugadores colocados a cada lado del balón, y por detrás de una línea imaginaria “scrimage” que pasaría por el centro del balón y dividiría el campo en dos áreas o lados. Un cambio de regla posterior eliminaría el scrum e impondría la alineación de los equipos una a cada lado de la línea de scrimage.

Parke Davis, relata en uno de sus escritos la manera como el incidente mas importante para la evolución del juego, fuera la introducción de la línea de scrimage, que sustituiría al scrum del rugby. Los estrategas de esos tiempos, percibieron la maravillosa mejoría que se obtenía al establecer un método o sistema, para determinar la trayectoria y poner la pelota en juego, soportando y manteniendo la posesión estratégica, y en base a una táctica, lograr avanzar con el balón

En 1883, se establecen cuatro formas o maneras de anotar puntos a favor o en contra, los que fueran llamados “Touchdown, Poit After(Punto extra), Field Goal (Gol de Campo) y Safety”.

La línea de scrimage descrita por Camp’s, dio la posesión del balón al centro y solo este la podría poner en juego al centrarla o pasarla por entre sus piernas. Este control sobre la pelota facilito la aparición de jugadas planeadas y practicadas con anticipación, las que también provocaron la aparición de señales o voces dadas por el quarterback, que facilitarían la coordinación del equipo ofensivo y por ende su lucimiento.

En 1888, la comisión de reglamentos de la A.A.F.I. estableció dos nuevas reglas para regular a los jugadores en su manera de bloquear y en la forma de avanzar con el balón: (1) El corredor y el bloqueo de apoyo; y (2) el uso de las manos y brazos. Estas dos reglas adoptadas por la A.A.F.I. en su reglamento, han permanecido sin cambios desde 1888 hasta nuestros días. En 1888, las reglas escritas prohibían bloquear con los brazos extendidos y la pena para esta falta consistía en la perdida de la oportunidad ofensiva, es decir, el balón cambiaba de dominio y ahora la jugara el adversario.

A la Pop Warner se le ha dado el crédito de ser la primera asociación en permitir usar a los linieros para provocar una interferencia. Definitivamente lo hicieron al modificar la forma de bloquear usada desde 1890, la que se conocía con el nombre de bloqueo Indio, ó como bloqueo de hombro. En una carta se dijo, "Si usted observa la explosión de los jugadores en los equipos antiguos de football, notara que casi todos permanecen de pie.” Esto se debía principalmente a que los jugadores bloqueaban usando solo sus hombros, y raramente podían derribar al oponente. La Pop Warner permitió el uso de todo el cuerpo al bloquear, lo que permitió cubrir un ancho mayor que el de los hombros, e incluso, disminuyeron los castigos por usar las brazos y manos. También, provocaron un considerable aumento en la dificultad del contra bloqueo para los jugadores defensivos.

En The Encyclopedia of Sports, se da una referencia sobre la línea de bloqueo durante los inicios del football, y se refieren a ella como "Line Charging", debido a que los linieros tan solo se limitaban a cargar contra su adversario. En esos tiempos era evidente la falta de una técnica de bloqueo lógica y científica, ya que solamente se empleaba la fuerza bruta sobre quien estaba enfrente, pretendiendo limitarla por la regla que restringía el uso de las manos y brazos. Los linieros de esas épocas, no se agachaban, o bloqueaban según fuera la jugada, en su mayoría embestían directo y sin miramientos, para luego golpear con los puños, codos, brazos, pies y piernas, en pocas palabras, para ser liniero en esas fechas, se requería ser un buen boxeador y un luchador persistente.

Las jugadas seguras e ingeniosas que caracterizan al football moderno, como lo es el pase hacia un receptor que se adelanta, comenzaron a desarrollarse en 1892, cuando Harvard pone sobre el emparrillado la primera de estas, de que se tiene conocimiento, y nos referimos a la famosa “cuña volante”, en la que nueve de los once hombres del equipo, se colocaban a ambos lados del campo y a unas 20 yardas del balón, a una señal, se alineaban para formar dos filas que se desplazaban a toda velocidad hacia el balón, para después formar una “V” o cuña humana que sin detenerse, avanzaba con todo a su paso, para lo que el corredor simplemente se mantenía corriendo por dentro y detrás de la cuña, así que, resultaba materialmente imposible detener o contener el ímpetu logrado por la ofensiva y evitar el avance.

En 1894, el Coach Woodruff de Penn, basándose en el principio de la famosa cuña volante, diseño e implanto el bloqueo en cortina, para lo que nueve tackles se alineaban con el balón y esperaban la señal, para avalanzarse uno tras otro hacia una de las bandas, avanzando hacia delante y a un lado, tomando a los adversarios y empujándolos atrás, donde el compañero lo volvía a tomar y seguía empujándolo hasta lograr lo mismo, y de este modo, los sacaban por detrás de todos los que se movían hacia el frente, proporcionando una barrera de protección al corredor, quien tan solo tenia que correr y mantenerse por detrás de sus tackles. La jugada fue tan desastrosa para la defensiva como lo fuera la cuña volante. Estas dos jugadas eran tan emocionantes y espectaculares como lo son las jugadas modernas, mas eran tan imparables, que la comisión de reglamentos tubo que legislar a fin de mantener un balance entre la defensiva y la ofensiva.

Así, en 1896 apareció una regla que limitaba el movimiento de los jugadores ofensivos hasta que el balón fuera centrado, evitando así, las jugadas basadas en un ímpetu brutal.

Glenn Scobey Warner escribió que los corredores de pelota no podrían ganar terreno por más inteligentes y capaces que ellos fueran, si los adversarios no eran bloqueados y movidos hacia afuera de la trayectoria misma del corredor, considero también, que un equipo bueno al bloquear, podría ganar terreno rápidamente a pesar de tener corredores mediocres.

En los principios del football todos los bloqueos y escoltas se hacían usando tan solo los hombros, por lo que rara vez podían tumbar a su adversario, pero en las épocas mas recientes, se autorizo el bloqueo con todo el cuerpo, “Indian Block”, nombrado así porque los indios de Carlisle fueran los primeros en usarlo.

En 1906 se legaliza el pase adelantado, siendo esta modificación la mas importante desde 1876. Este cambio le dio al football un balance casi perfecto entre la defensiva y la ofensiva, reduciendo con ello la importancia de penetrar para evitar la corrida o la patada, ya que al penetrar se dejan las áreas descuidadas y se facilita la realización de una pase. La razón mas importante por la que se permitiera el pase, fue para reducir las lesiones causadas por el ímpetu brutal de los defensivos al embestir a los bloqueadores ofensivos.

También en 1906 se reglamenta el primero y diez, pero este consistía en lograr diez yardas en cada avance, para poder recibir otra oportunidad, de lo contrario, se debería entregar el balón al equipo contrario. Más en 1912, se modifica el reglamento y se instituyen los cuatro downs ú oportunidades para lograr un avance de diez yardas, para de lograrlo, repetir el primero y diez nuevamente; el espíritu que motivo estos cambios, seria el de dar una mayor posibilidad al desarrollo de jugadas ofensivas.

Entre 1930 y 1931, motivados por el progreso de las jugadas y técnicas ofensivas, se agregaron nuevas modificaciones o adaptaciones que dieron vida a nuevos conceptos o reglas en ese periodo de tiempo.

En 1930, fuera modificada la regla sobre brazos y manos, para establecer el concepto de uso ilegal de manos y los brazos por el equipo con la posesión del balón, en la que se incluyeron los siguientes apartados, que se consideraban faltas:

1.         Agarrar al adversario con las manos o los brazos.

2. Colocar las manos sobre el adversario para empujarlo lejos de la jugada.

3. Rodear con los brazos “abrazar” en cualquier grado o parte al adversario

4. Bloquear, usando los brazos de cualquier forma con la intención de levantar al adversario.

En 1931, Un jugador no podría ayudar a su corredor bloqueando con su cuerpo, salvo aquellos hombres que formaban parte de su escolta, e incluso, ninguno de ellos podría bloquear a contra flujo.

La regla referente al uso ilegal de manos y brazos, autorizaba tan solo a los corredores con el balón, a usaran sus manos o brazos para contrabloquear a manera de defensa. Más ningún otro jugador del equipo en posesión del balón podría obstruir a un adversario usando sus manos o brazos, a menos que estos se mantuvieran junto al cuerpo.

Bernard Oakes, dijo que al desarrollar cualquier jugada ofensiva, primero se debería trabajar con métodos específicos de bloqueo. Los linieros ofensivos deberán hacer un rápido, duro y sostenido trabajo de bloqueo, por lo que primeramente se deberá entrenar la velocidad, fuerza, flexibilidad y destreza física. Después se les deberá entrenar para trabajar con la cabeza y los hombros sumergidos ligeramente, con la intención de conseguir un contacto bajo sobre su adversario y evitar sus manos

Los brazos deberían colocarse dirigidos hacia arriba y justo debajo del pecho, con las palmas hacia abajo, los puños cerrados y los pulgares tocando ligeramente el pecho a la altura de las tetillas, para luego extender los codos cuando se bloquea, para evitar que el adversario se mueva libremente y escape. Esta posición de los antebrazos provocara que sean mas rígidos y por tanto mas seguros. Pero se deberá tener especial cuidado al mantener los brazos y manos junto al pecho, para cumplir con la regla que obliga a mantenerlos junto al cuerpo, y no dar oportunidad de ser castigado.

B. W. "Bernie" Bierman, puntualiza la necesidad de los linieros ofensivos para moverse y ejecutar modelos o jugadas de conjunto previamente determinadas. El football es esencialmente un juego de precisión, en el que los bloqueadores deberán mover sus pies fuera de la trayectoria del corredor y llevándose consigo a su adversario para luego retenerlo durante el tiempo necesario para evitar que intervenga en la jugada.

Durante una corrida importante, es posible observar el espectáculo de movimiento impecablemente coordinado y preciso de los linieros ofensivos, donde podrán variar algunos detalles, pero para el objetivo de bloquear veremos como el bloqueador maneja a su adversario, moviéndolo para generar un hueco de corrida e impidiendo que se mueva o acerque a la trayectoria del corredor. Cualquier persona podrá deducir que para empujar o jalar a otra, lo más fácil seria usando los brazos y manos, pueso que la manera más natural para empujar o retener a otra persona, está al usar las manos y los brazos. Pero un conocedor del football, sin embargo, conoce el hecho de que el uso de las manos y los brazos en los linieros ofensivos esta restringido y que los castigos impuestos por esta falta, han sido la angustia en más de un juego crucial.

William Glenn Killinger, menciona que frecuentemente se escucha en los emparrillados la siguiente expresion, que casi es un axioma del Football Americano, “The Game is Won, Up Front (Solo se gana con la frente en alto)” que significa que para ganar el juego, se requiere una línea ofensiva poderosa y entrenada, que al alistarse para explotar, miran a su adversario hacia arriba y mantienen la frente alta en todo momento. La jugada ofensiva eficiente y certera, se basa en bloqueadores expertos, y bloquear es la esencia misma del football.

La postura, se entrena y practica como la posición desde la que inicia todo movimiento de la línea ofensiva, se adopta una posición tal, que con las piernas alineadas y separadas se carga el peso sobre las puntas de los pies, echando el cuerpo hacia delante se colocan los nudillos de la mano derecha sobre el terreno, mientras el antebrazo izquierdo descansa sobre el muslo del mismo lado, sin que se pierda el equilibrio.

Esta posición no solamente provee estabilidad, sino que también protege los dedos de una lesión, por lo que es importante que esta posición se practique diariamente, así como también se deberán procurar habilidades que eviten el uso de las manos, ya que es natural que por instinto, se tome al adversario con las manos a manera de protección, acción que se deberá evitar a toda costa, por lo que se procurara practicar a diario, la postura, la explosión y el desarrollo de habilidades para bloquear sin correr el riesgo de ser castigado por uso ilegal de manos.

En los inicios de 1900, muchos fueron los estilos de bloqueo que se inventaron a fin de lograr mejorar el football. Desde la prohibición del uso de manos y brazos, las técnicas de bloqueo se enfocaron a emplear la cabeza, la cara, el cuello, los hombros, el cuerpo, las caderas y las piernas. En fin, con la finalidad de enseñar a bloquear eficientemente, se enseñaban muchas técnicas diferentes, dedicando muchas horas a la semana en pulirlas, con cada uno de los linieros ofensivos

Los diferentes tipos de bloqueo que se necesitaban practicar a diario durante los entrenamientos eran: Shoulder Block Izquierdo y Derecho, Combinando el Hard-Shoulder Block” con el Double Team ó el Combo, Cross-Body Block ó Indian Block, Check Block por zonas, Head-On, Combinaciones del Break Block, Side-Swipe Block (golpeando con la pierna), Toll Block, Side-Flying Block y al correr, Side-Body Block. En promedio, los entrenadores enseñaban 13 diferentes esquemas de bloqueo (sin incluir las técnicas de bloqueo para pase) para las corridas.

En la década de 1930, la postura principal que se enseñaba y entrenaba con todos los linieros ofensivos era muy semejante, con la excepción del jugador que centraría el balón. Las reglas a este respecto, decían que el centro debería entregar el balón con ambas manos y conservar al menos un pie a no mas de treinta centímetros de la línea de scrimage.

Es importante recalcar que desde los principios del football, las reglas permitían a los defensivos el uso de manos y brazos, lo que obviamente representaba una ventaja cuando se trataba de contra bloquear, por lo que se desarrollaron una infinidad de métodos y formas para intentar contrarrestar esta ventaja.

Después de considerar la postura para un liniero ofensivo, las obligaciones más importantes de estos fueron: determinar a quien bloquear y hacerlo, abrir el hueco por el que se correría, salir desde la línea y escoltar al corredor

La falta mas comúnmente cometida por un liniero ofensivo seria la de explotar demasiado alto sin lograr mantenerse por debajo de su oponente, y por ende, no mantener el tiempo suficiente su bloqueo (una equivocación muy común entre los linieros ofensivos aun en nuestros días).

Era obligación de un liniero ofensivo el ejecutar un procedimiento de bloqueo, de tal manera que pudiera mantenerlo y trabajarlo, cuidando en todo momento estar en contacto (sin separarse) con el liniero defensivo. Para lograr este objetivo, el liniero ofensivo buscara colocarse por debajo de los brazos extendidos de su adversario e impedirá que este se gire, atrasé o salga del candado ejercido, lo que lograra empujándolo prudentemente hacia donde su oponente recargue el peso.

En 1930, los entrenadores, Robert C. Zuppke y Milton M. Olander, ambos de la Universidad de Illinois publicaron su libro, en el cual dicen que para lograr el mejor bloqueo lateral adyacente se debera agrupar a los jugadores buscando bloqueos en equipo. Si los linieros ofensivos se agrupan y comunican de tal manera que unos apoyen a los otros, se vera un trabajo mas organizado y limpio.

El equipo que logra controlar una yarda mas allá de la línea de scrimage, y suponiendo que en las demás disciplinas esta parejo a su adversario, indiscutiblemente deberá ganar el juego.

En 1932 John Heisman, famoso entrenador de football y con una gran inventiva, fuera el primero en introducir un programa de entrenamiento para la Universidad de Yale y Princeton.

Ese mismo año, Bernard F, Oakes, Entrenador en jefe del la Universidad de Grinnell, escribió en su libro que una línea ofensiva compacta da ventajas a su adversario, y que generalmente al expandirla proporciona ventajas sorprendentes.

A fin de poder tener un buen bloqueo que facilite las corridas, es ventajoso separar un poco a los linieros, pidiéndoles que separen sus pies tanto como puedan y se alinien separados uno de otro al menos treinta centímetros. Tal postura también dará al jugador un apoyo equilibrado que mejorara su trabajo. No restringe las posibilidades de acción al usar diversos tipos o estilos de bloqueo, sino por el contrario, el espacio logrado le brinda una mejor posibilidad de hacer su trabajo, que cuando debe trabajar mas estrechamente.

Hay ventajas seguras al provocar una separación en los hombres de la línea defensiva. La distancia entre los jugadores defensivos individualmente aumenta y así los linieros ofensivos tendrán una cómoda ventaja sobre sus adversarios, por ejemplo; la apertura del hueco para la trayectoria de la corrida, que parcialmente se abrirá para ellos. Las jugadas que pasaran por entre la línea, normalmente se realizaran muy rápidamente, para lo que el jugador defensivo estará parcialmente bloqueado, pero estará suficientemente cerca para extender sus brazos y agarrar al corredor. Mientras los linieros defensivos estén mas separados uno de otro, será mas difícil que estos se puedan colocar a tiempo e intervengan en la jugada.

Oakes también escribe que antes de practicar cualquier método especifico de bloqueo se deberá desarrollar una buena explosión. El liniero ofensivo deberá explotar y sostenerse con rapidez y fuerza, además de guardar su equilibrio y no tropezar.

La buena explosión se realiza desde una posición difícil y se mantiene el contacto de una forma poco habitual e incomoda, ya que lo fácil seria explotar y sostenerse con las piernas casi extendidas “alto”, lo que evita ejercer poder y fuerza después del contacto. Por consiguiente una buena explosión requiere de guardar parte del poder, lo que se logra al mantener las piernas un poco flexionadas a manera de reserva, la que se usara justo en el momento en que el corredor lo requiera.

Para efectuar una excelente explosión, el primer paso es fundamentalmente importante, al iniciar el movimiento, la cabeza y los hombros se encogerán ligeramente, con el objetivo de embestir al adversario de abajo hacia arriba, para evitar sus manos. Las manos deberán colocarse juntas y a la altura del pecho, con las palmas hacia abajo y los pulgares hacia adentro, procurando mantenerlas en contacto con el cuerpo, los codos deberán extenderse para aumentar el ancho del bloqueo y evitar que el adversario se salga del candado. La cabeza se deberá mantener por debajo de la del oponente, manteniendo los ojos abiertos y la mirada fija en sus pies.

Al extender los codos se logran grandiosas ventajas, la principal seria la de aumentar el ancho del bloqueo, sin menospreciar el aumento de control que se logra sobre el oponente.

En 1946 la comisión de reglamentos modifico la definición del uso ilegal de manos y brazos, considerando que a partir de esta fecha, seria ilegal usar las manos cerradas sin importar la posición de las mismas si se tratara del bloqueo efectuado sobre el defensivo que pudiese interferir en la trayectoria del corredor. Sin embargo, el uso de manos y brazos para los jugadores ofensivos seria legal cuando:

1.         Cuando se bloquee mediante un contacto legan con las hombreras y el jugador defensivo es desplazado hacia atrás, se permitirá que las manos sean despegadas del cuerpo.

2.         Durante un bloqueo pasivo para proteger una patada o un pase, el ofensivo podrá proteger su cabeza con las manos o brazos mientras detiene a su adversario.

3.         Cuando se bloquea con el cuerpo “cangrejo o de cadera” las manos y brazos no deberán estar pegados o cerca del cuerpo.

Debido a las modificaciones efectuadas en 1946, se redefinieron las técnicas de bloqueo y comenzaron nuevamente a reestructurarlas.

Louis R. Oshins entrenador auxiliar de la Universidad de Brooklyn, escribió que la base de cada jugada ofensiva, radicaba en el bloqueo y que este resultaba ser todo un arte, que pide a un jugador ofensivo que no use sus manos para detener la embestida brutal de un defensivo que si las puede usar. Lo que representa una ventaja tremenda, que deberá ser contrarrestada con las pequeñas ventajas que posea la ofensiva, como lo son: el conocer con anticipación el instante en que la bola será puesta en juego, y la trayectoria que tomara el corredor. Ventajas que bien empleadas le darán al ofensivo la posibilidad de lograr una buena posición de bloqueo, y convertirlas en un factor que compense adecuadamente la carencia del derecho a emplear las manos.

Los esquemas de bloqueo que se enseñan, generalmente nunca son empleados en un juego. Se emplea mucho tiempo valioso en practicarlos, lo que se evitaría si enseñáramos y perfeccionáramos bloqueos fundamentales. Hay cuatro bloqueos fundamentales e importantes que deben aprenderse y practicarse: el Head Block o bloqueo de cabeza, Shoulder Block o bloqueo de hombrera, Body Block o bloqueo con el cuerpo y el Open Field Block o bloqueo a campo abierto.

La única diferencia entre el bloqueo de cabeza y de hombrera, radica en la posición de la cabeza. En el bloqueo de cabeza se requiere colocarla centrada sobre el adversario y en el bloqueo de hombro, se coloca la cabeza por un lado, de tal manera que estará entre el defensivo y el corredor.

Los bloqueos mas perfectamente efectuados son totalmente inútiles a menos que se realicen en el tiempo exacto. Un bloqueo realizado demasiado pronto, no es mejor que uno logrado demasiado tarde, y que permita al adversario recobrarse y taclear.

Los linieros pueden tener funciones diferentes que influyan la técnica empleada o la duración del bloqueo. Una formación “T” por ejemplo, no requiere de bloqueos por tiempos prolongados. El quarterback dará indicaciones para que el liniero las ejecute con su adversario. Pero, los linieros deberán conocer todas las jugadas y trayectorias de los corredores, para saber en que jugadas demorar o mantener el bloqueo.

Durante 1949 las reglas sobre el uso ilegal de manos fueron redefinidas nuevamente, contemplando un cambio en la regla sobre la ayuda al corredor y el uso del cuerpo, este permitiría que mientras se bloqueaba, los pies del ofensivo pudieran salir al terreno de juego el instante justo para hacer contacto con el adversario.  También se estipulo el castigo para el uso ilegal de manos y brazos a la perdida de 15 yardas a partir de la línea de scrimage.

Para completar un bloqueo de cabeza u hombrera, un miembro de la ofensiva debería considerar para evitar un castigo:

1.         Las manos necesitaban estar en contacto con el cuerpo durante todo el tiempo que requiriera el bloqueo.

2.         Durante un bloqueo de cadera o cangrejo, las manos no requerían estar pegadas al cuerpo.

3.         Las manos no podían cerrarse durante ningún bloqueo.

En 1950, las reglas sobre el uso de las manos y brazos sufrieron cambios nuevamente para obligar a los ofensivos a mantenerlas en contacto con el cuerpo al estar bloqueando, se deberían mantener por delante de los hombros del adversario y durante todo el tiempo que durase el bloqueo. Nota: Si durante un bloqueo legal, la mano o brazo de un jugador ofensivo, era colocada fuera de posición, con la finalidad de mantener al adversario en contacto con las hombreras antes que este acuchillara, esquivara o se agachara, se consideraba que en este contacto no era violación si las manos o brazos se usaban de otra manera.

En Mayo de 1958, Clem W. Thompson, Francis Nagle, y Robert Dobias condujeron un estudio, durante el cual, se midieron los tiempos que tomo a sus jugadores para moverse una distancia de 18 pulgadas a partir de la señal. Se usaron dos técnicas diferentes de contó: (1) contó rítmico digital (uno, dos, tres, cuatro), o bien, con una palabra antes del dígito (carga uno, carga dos, carga tres; y (2) contó rítmico no digital y sin manifestar un ritmo aparente (rojo, verde, azul, etc.). El contó rítmico digital resulto ser el que notoriamente obtuvo mejores resultados, en cuanto a la velocidad de la reacción-explosión, tanto para los jugadores de preparatoria como de la escuela superior.

Es importante resaltar que desde 1859 las técnicas, apoyadas en las reglas, han recalcado que una buena postura en los linieros ofensivos es notablemente mas segura y mejora en mucho la eficiencia del bloqueo sin importar las apariencias, y que tan solo dependerá de la filosofía del entrenador al enseñarla. La postura, al ser un aspecto importante de las jugadas ofensivas en la línea, fue investigada por J. M. Deck, en su disertación doctoral, en la que concluye que la evidencia sugiere que una postura con la cadera elevada y alta es mejor. Observando factores importantes en la postura adoptada por los jugadores de football, tales como la estabilidad y la maniobrabilidad, se han efectuado modificaciones a la postura antes sugerida, mas esta se mantiene frecuentemente. Cuando se desea un movimiento o explosión rápida, la mejor postura será cuando se doblan ligeramente las rodillas y el peso se distribuye sobre los pies. Comenzar a mecerse sobre las plantas, antes de la voz, ofrece muchas desventajas, ya que dificultara al atleta para desplantar el primer paso, el que podrá hacer, siempre que su peso este distribuido correctamente y recargado sobre la punta del pie de apoyo.

David M. Nelson, Entrenador en jefe de la Universidad de Delaware, dice que el bloquear es el corazón y el alma de la ofensiva, así como el tackleo es la sangre de defensa. Podría igualarse al decir que bloquear es la ofensiva y taclear la defensiva. El propósito de un bloqueo es  impedir que uno o varios defensivos, agarren, tumben o estorben al corredor, pasador o pateador. El liniero ofensivo más cercano al corredor, estará a cargo del bloqueo más importante, sin embargo, todos los bloques de una jugada ofensiva son importantes. No hay bloqueos de segunda clase, y si todos los bloqueos son valiosos, se deberán hacer todos bien. Es verdad cuando se dice que algunos bloqueos son más difíciles de ejecutar que otros, probablemente sea porque ellos deberán efectuarse y mantenerse por un periodo de tiempo más largo y requieren más habilidad y mayor tesón. 

Los bloqueos son la función más importante para provocar huecos o pasillos para correr. Por lo que el entrenador Nelson desde 1962 recomendó tener en cuenta los nueve puntos siguientes:

1.         Diseñe la jugada para dar al bloqueador todas las ventajas posibles.

2.         Cuide de bloquear al defensivo correcto.

3.         Use la técnica de bloqueo más apropiada.

4.         Sostenga su bloqueo.

5.         Bloquee en el momento preciso.

6.         Esté dispuesto para hacer ajustes rápidos.

7.         Recuerde que los puntos destacados para la ejecución del bloqueo controlan su éxito.

8.         Recuerde que la intensidad del bloqueo determina su eficiencia.

9.         Haga el segundo y terceros esfuerzos para bloquear.

Todas las jugadas contemplan huecos abiertos ó flancos libres, considerando que se ha realizado un bloqueo exitoso. Las reglas del juego, por su referencia a la manera en que pueden ser usadas las manos y brazos, dejan en los hombros la libertad para ser empleados, así pues, se da prioridad al bloqueo de hombro, con lo que este se ha establecido como el método fundamental de bloqueo, y trata sobre la manera eficiente de bloquear al adversario con los hombros, incluso, la mayoría de los otros métodos o técnicas, son en realidad variantes de este mismo, que se dan para aprovechar la oportunidad presentada por el defensivo que sigue su cabeza u hombros.

La posición de los jugadores es de tal importancia, que hasta en algunos sistemas ofensivos se intenta disfrazarla mientras sea posible, esto se logra usando voces de mando o ajuste dados por el backfiel para cambiar los bloqueos e incluso las jugadas o el hueco. Mas al emplear estos trucos, se tendrá menos tiempo para evaluar y reconocer la defensiva, por lo que algunos coaches prefieren no usar este tipo de estrategia. Una vez mas, aparece una regla dictada para perseguir un buen desarrollo del juego, nos referimos a la regla de los 25 segundos de tiempo para que la bola sea centrada.

En 1964, año en que el juego progresó notablemente, Bobby Dobb entrenador en jefe de Georgia Tech, escribió una versión actualizada del sistema ofensivo que él utilizó para la línea, en el cual dice:

Es en la línea ofensiva en donde nosotros hallamos a los heraldos y usualmente a los héroes de cualquier equipo de football. El primero y gol de los legendarios tiempos de las fenomenales corridas, nunca tendrán comparación con las jugadas de pase mas modernas, ya que para ver “sangrar, sudar y romper" a los linieros ofensivos, tendremos que regresar en el tiempo y preparar a verdaderos combatientes de cuerpo y alma. Las buenas jugadas de la línea ofensiva no puede repetirse y mucho menos falsificarse.

El coach Dobb sostiene que, para que un liniero ofensivo logre disfrutar de un verdadero éxito, primeramente deberá desarrollar una buena postura que le permita lograr cualquier ventaja posible proporcionada por su adversario, después, será muy importante una explosión fuerte, rápida y certera sobre la línea de scrimage.

Hay cinco factores importantes y necesarios para lograr una buena postura en la línea ofensiva, enumerados en el orden que se requieren: (1) la pierna de arranque, (2) el balanceo al caminar, (3) la posición de las manos, (4) mantener plana la espalda, caderas y la cabeza, y (5) distribución del peso.

El acentuar demasiado sobre esta fase de la jugada ofensiva no exime al liniero de conseguir coherentemente una buena explosión justo al inicio del centrado del balón, para asegurar obtener una verdadera y definitiva ventaja sobre su hombre. La mayoría de los linieros ofensivos se anulan en esta fase del juego, sin siquiera haber tenido la oportunidad de probar su verdadera capacidad para bloquear. Consiguiendo explotar sobre el adversario y sorprenderlo, frecuentemente significa la diferencia entre éxito y fracaso, mas que la facilidad de implementar alguna maniobra en particular.

Para asegurar un éxito ofensivo en la explosión desde la línea, hay tres métodos que ahora son usados: (1) el “lunge-out release” explosión al frente y afloja, (2) el "step-out release” un paso al frente y afloja, (3) y el "all-fours and step-out release” todos cuatro pasos al frente y aflojan. De los tres métodos, los primeros dos son los que han sido usados generalmente y practicados por algún tiempo. El tercero método se ha estado incluyendo recientemente y se ha vuelto costumbre común.

Hasta estas fechas se empiezan a emplear métodos de bloqueo con los brazos extendidos. El “all-fours and step-out release” pertenece a los métodos que contemplan una extensión plena de los brazos al hacer contacto con un defensivo. Cuando un liniero ofensivo explota sobre la línea de scrimage, guía su cabeza al tiempo que da su primer paso, extiende los brazos durante el segundo, hace contacto en el tercero y mientras da el cuarto, reacomoda sus brazos frente a su pecho y alza los antebrazos como extensiones de sus hombros que aumentan el ancho del bloqueo.

El Entrenador Dobb mencionado en su libro que los diez bloqueos principales que él ha entrenado con sus linieros ofensivos y que le han resultado efectivos y productivos, son:

1.         El bloqueo de hombro derecho “Straight shoulder block”

2.         Bloqueo invertido o de hombrera cruzada “Reverse block or cross shoulder”

3.         Cortando hacia fuera o cangrejo “Cut-off block or crab”

4.         Bloqueo de poste “Post block”

5.         Manejando y bloqueando “Drive block”

6.         Bloqueo de candado “Trap block”

7.         Bloqueo girando “Fan block”

8.         Bloqueo al envolver y subir “Roll-up block”

9.         Bloqueo de protección para pase

a)      Agresivo

b)      Pasivo

c)      Pantalla o Resguardo

10.     Bloqueo de protección al pateador

En la década de los 60’s, el entrenador en jefe “head coach” del equipo de Football Americano de la Universidad Estatal de San Francisco, escribió su libro, en el que dice que los entrenadores necesitan desarrollar una filosofía básica sobre las jugadas ofensivas en general y sobre los jugadores del backfiel ofensivo en particular.

El entrenador debe convencer a estos jugadores, que su trabajo es tan importante como cualquier otro durante el juego, y deberá acentuar constantemente el valor del liniero ofensivo. El entrenador debería enfatizar esta teoría: cada vez que nosotros conseguimos la pelota, vamos por un touchdown, y nosotros podemos anotar solo si los hombres de la línea hacen su trabajo y los corredores el suyo.

Según Clark Shaughnessy, "No habrá una mejor oportunidad que esta" Así vuelve obvio que un entrenador debe tener una variedad de maneras y métodos para hacer las cosas y debe presentar sus modelos propios para los linieros ofensivos.

John Ralston y Mike White entrenadores de la Universidad de Stanford, publicaron su libro, en el que indican severas diferencias en cuanto a las cualidades que los linieros ofensivos deberían tener. En conjunto con las reglas vigentes, ellos seleccionaron a sus jugadores de tal forma, que aumentaron considerablemente la capacidad de desempeño de la línea ofensiva en términos generales.

Cada jugador se valoro desde el punto de vista de los siguientes atributos, que enumeraron y clasificaron como los más importantes para un liniero ofensivos:

1.         Potencial de tamaño “Size potential”: Se valora el peso y talla del jugador.

2.         Cualidades atléticas “Athlete Quality”: Aquí se evalúa al jugador como un atleta de manera integral, que contempla su capacidad para el trabajo y sobre todo el control que tenga de su cuerpo.

3.         La actitud “Attitude”: Se refiere a su capacidad para entrenar así como también, si el jugador merece o no, ser llamado un ganador “winner”.

4.         La movilidad “Foot mover”: Este atributo valora la capacidad para mover los pies y poder cumplir con las diversas técnicas o aptitudes que se requieren en un liniero ofensivo. Este es uno de los atributos más importantes de una línea ofensiva y es un área importante.

5.         Golpeador “Striker”: El jugador es valorado respecto a su capacidad para soportar un golpe, no solamente al momento de bloquear, sino que pueda contener y mantenerse durante una protección al pasador o pateador.

6.         La fortaleza “Strength”: Esto se refiere a la fortaleza necesaria en las piernas de un liniero ofensivo, para cumplir holgadamente con las técnicas que se requieren.

7.         Velocidad “Speed”: Se refiere de manera general a la velocidad que requiere un liniero ofensivo para cumplir con los requerimientos. 

También evaluaron a los linieros ofensivos con respecto a su desempeño al ejecutar cinco de las técnicas individuales y básicas de un bloqueo, que según ellos se requerían: (1) en cuanto a la protección en situación de pase o patada, (2) al ejecutar los giros durante un bloqueo, (3) al arrancar, (4) la capacidad para bloquear durante la corrida, porque creían que esta era la técnica individual más importante durante un juego, y (5) la calidad desde el punto de vista de su segundo esfuerzo.

Es el sentimiento de los entrenadores Ralston y White que, durante un buen período de tiempo un entrenador debe determinar y cabilar sobre la mejor técnica o sistema de bloqueo posible; él coach, debe desarrollar un método eficiente de mejorar sus conocimientos, basándose en la experiencia de otros, libros, clínicas, conferencias, etc., y replantear una y otra vez sus jugadas ofensivas. Lo mas imperativo será diseñar cesiones rápidas para desarrollar un intercambio de opiniones durante los entrenamientos, evitando equivocaciones que pueden ocurrir cuando se carece de una buena comunicación. Es muy importante que siempre se tomen notas y registren las técnicas que de alguna manera fueron efectivas y facilitaron el memorizar las jugadas rápidamente, pero se deberá incluir el conocimiento de la ganancia obtenida. Para aprender las rutinas, se deberían realizar en el campo y en una atmósfera competitiva. La memorización lograda solamente por repetición, se condena a olvidarse prontamente. Los entrenadores y los jugadores requieren de una exposición teórica y practica completa en la que los atletas obtengan algún conocimiento sobre la jugada, su desarrollo y sobre todo durante la ejecución.

Los planes y diseños para bloqueos ofensivos, deberían poner mucho énfasis en el momento en que se llega a la conclusión de un bloqueo en particular. No es suficiente para el jugador saber lo que le corresponde y será de su responsabilidad, por lo que es conveniente, enseñarlos a distinguir a su rival, así como a sentir el momento justo en que pueden soltarlo, aunado al conocimiento sobre la trayectoria total de la jugada, para permitirle ayudar en un esfuerzo secundario, ajustándose al modelo o estrategia de acción.

Por esto, es imperioso mantener una filosofía ofensiva simple y hasta donde sea posible, mientras se intenta ser más creativo e introducir nuevas técnicas y jugadas.

Para 1976 la regla referente al uso ilegal de manos y brazos se había modificado, para permitir extender las manos o brazos por fuera del cuerpo. La regla estipulaba que cuando un miembro del equipo ofensivo en situación de pase podría usar una mano(s) o brazo(s) al bloquear o para complementar un bloque de hombro, siempre que:

1.          La mano(s) permanezca siempre situada por delante del codo.

2.          La mano(s) forme parte de una estructura compacta del cuerpo al bloquear.

3.          La mano(s) y brazo(s) se mantengan paralelos al terreno de juego.

4.          El brazo(s) no se extenderá más de la mitad de su extensión total.

5.          La mano(s) al cerrarla sobre la palma(s) no contenga partes del adversario.

6.          La mano(s) y brazo(s) no podrán usarse para golpear.

7.          La mano(s) y el brazo(s) no se usará para agarrar, tirar, rodear o levantar un adversario.

8.          La mano(s) o el brazo(s) no se usará para enganchar, cerrar o sujetar un adversario. 

9.          Durante ninguno bloque las manos se podrán cerrar.

En 1976 se vuelve a efectuar un cambio en la regla, para permitir que las manos o brazos perdieran el paralelismo contra el terreno de juego mientras se estaba bloqueando. Los brazos podrían extenderse la mitad de su extensión total mientras se bloqueaba para un pase, pero las manos deberían permanecer por dentro de la estructura del cuerpo. Cuando los linieros ofensivos ejecutan bloqueos diferentes a la protección para un pase, los brazos deberán permanecer paralelos al terreno. 

A partir de 1980 los linieros ofensivos pueden usar los brazos totalmente extendidos mientras protege un pase, siempre y cuando el liniero se encuentre por detrás de la zona neutral o línea de scrimage. El bloqueo de retirada se agregó para facilitar la extensión total mientras se protege un pase, esto significa que los linieros ofensivos deberán moverse hacia atrás de la línea de scrimage, entrando en su zona o terreno mientras bloquea usando los brazos extendidos.

En 1985 se modifica una vez mas el reglamento y su interpretación, para ahora permitir a los linieros ofensivos extender los brazos mientras bloquean, sin importar en donde estén ubicados ni el tipo de jugada, ya fuera corrida o pase. Este nuevo cambio, permitió que los linieros ofensivos olvidaran la técnica de bloqueo en retirada, ya que les permiten ahora usar sus brazos y manos totalmente extendidos para bloquear a su adversario.

El cambio de regla antes mencionado, permite ahora a los linieros ofensivos usar sus brazos extendidos y rebasar la línea de scrimage para bloquear a su oponente, con lo que ahora podremos ver como arremeten agresivamente contra su adversario aun en condición de pase.

Ultimamente los entrenadores han comenzados a incorporar e introducir nuevas técnicas y ejercicios para facilitar la comprensión de sus jugadores sobre el nuevo cambio de regla. La mayoría de los entrenadores tienden a entrenar para qué sus jugadores se sienten cómodos bloqueando con los brazos extendidos, lo que se a realizado lentamente al parecer porque los entrenadores aun no comprenden totalmente el alcance de esta ventaja.

En 1987 Homer Smith coordinador ofensivo de la U.C.L.A. publico su libro, en donde detalla los seis principios para la protección básica de un pase, basado en:

1.         Un buen sistema para la protección de pase, debería buscar en todo momento el contemplar que los defensivos cargaran rápidamente sobre los linieros interiores.

2.         Mientras mayor sea la distancia entre el bloqueador y el pasador, más seguro estará este ultimo, la que será suficiente para que cuando el defensivo logre rodear a su bloqueador, el pasador pueda ser capaz de ver el peligro y escapar o tirar. La distancia mínima a la que se deberá mantener el pasador, del liniero ofensivo bloqueando, dependerá de la estatura de este y la trayectoria inicial que le dará a la pelota.

3.         Guardando la distancia prudente entre el bloqueador y el pasador, ó bien cuando este ultimo se encuentre preparado para escapar en la dirección correcta, un bloqueo de protección para pase deberá ser retomado. Es predecible que un corredor debería estar pendiente del movimiento de los bloqueadores y en especial a quien tenga dos defensivos intentando romper la jugada, y que uno de estos pudiera escaparse y taclear al pasador, lo que sucederá siempre que se estime que un liniero ofensivo podrá con los dos, y el corredor no brinde su apoyo bloqueando al arrojarse sobre la trayectoria del defensivo que penetra.

4.         Todos los defensivos que puedan penetrar sobre el pasador, deberán ser bloqueados o al menos considerados. A veces podremos asignar un liniero y un receptor para bloquear, y si al desarrollarse la jugada, solo uno de los defensivos se precipite a penetrar, el liniero lo bloquea y el receptor quedara libre para continuar con otra trayectoria. A esto se le conoce como bloqueo de doble-lectura.

5.         Ningún penetrador podrá tocar al quarterback antes de que un bloqueador haya echo contacto con este. Cuando un backfiel es asignado para defender particularmente a algún defensivo, y ese defensivo amenaza penetrar en un hueco o sobre la posición de algún guard, el guard o el centro debería bloquear a este defensivo y el backfiel debería compensar. Las backfiel pueden ver y predecir lo que sucede y pueden compensar siempre como medida de emergencia a un liniero.

6.         Al centro no se le debería pedir que coloque la pelota y bloquee a un hombre cuando el quarterback estará parando detrás de este para pasar. El centro no puede detener a un hombre justo después de haber centrado el balón, por lo que cuando el quarterback se prepare para lanzar un pase, este deberá protegerse por si mismo, moviéndose por detrás de la línea. El principio contra una defensiva Oklahoma o una Aguila, será el asignar a un guard para bloquear a el linebacker, el cual podrá ser ayudado por el centro si este linebacker se precipita e intenta penetrar, posiblemente la ayuda se limite a estorbar con su cuerpo la trayectoria de la penetración. Estos son los principios, pero el proceso de proteger al pasador es mucho mas complejo y difícil.

Desde 1991, las reglas sobre el uso de manos y brazos que afectan a los jugadores ofensivos, dicen que si se trata de un corredor o pasador legalmente declarado, este podrá usar sus brazos y manos o cualquier parte de su cuerpo para bloquear, siempre que las manos:

1.         Estén por delante del codo

2.         Se coloquen al lado del cuerpo del adversario con la excepción de cuando este se voltea de espalda.

3.         Lleguen a ó debajo del hombro del bloqueador o del adversario siempre que este ultimo no acuchille, gatee o se agache; y

4.         Este abierta con la palma apoyada sobre el adversario o bien cerrada pero hueca, es decir que sin agarrar al adversario o sus ropas.

Mucho se ha escrito sobre la técnica autorizada por la N.C.A.A. en su reglamento y llamada comúnmente “girar, empujar y correr”, con la que se habilita a un liniero ofensivo para trabajar y controlar su bloqueo usando sus brazos extendidos. Se le ha dado mucha atención a la enseñanza y desarrollo de manos y pies rápidos en los linieros defensivos, por lo que se debería incorporar una técnica de enseñanza para los linieros ofensivos.

Para controlar el movimiento de un defensivo, el liniero ofensivo deberá tener la capacidad para colocar sus manos sobre su oponente y administrar y predecir sus movimientos, con la finalidad de evitar que este gire, empuje y corra, acción que seguramente a entrenado excesivamente. El ofensivo deberá mantenerse alerta y pensante cuando bloquea, evitando al máximo que su oponente se incorpore.

Un liniero ofensivo que enfrenta a un adversario de brazos mas largos o más rápido, deberá ser lo suficientemente apto para mantener el paso y controlar a su hombre, disminuyéndole la capacidad para despegarse y evitar el bloqueo. En 1888 el uso de los brazos extendidos en un liniero ofensivo era castigado, porque se consideraba una ventaja propia para la ofensiva, la técnica entonces se limitaba a la explosión y el empuje, lo que ahora, 97 años después ha regresado a los emparrillados, volviéndose a ver como los linieros ofensivos intentan lograr una ventaja que fueron incapaces de lograr, pero que ha sido una practica común de los defensivos desde la concepción del Football Americano.

Por usar el concepto de girar, empujar y correr, los linieros ofensivos tienen mucho mas que una oportunidad de mantener y controlar el bloqueo, ya que podrán incluso pasarle su hombre a un compañero y proceder a bloquear a un linebacker.

El objetivo de girar, empujar y correr, esta en conseguir colocar en el menor tiempo posible, las manos o el antebrazo sobre o por debajo del hombro del adversario. El giro permitirá el control a través del área entera del defensivo, mientras las manos trabajan por debajo de sus hombros. El giro se hará colocando los pies al parejo de los del defensivo y reacomodándolos rápidamente con el mismo ángulo que los del adversario, en cuanto intente moverse.

Un liniero ofensivo requiere utilizar en su favor la reacción natural o movimiento del defensivo, no intentando redirigir sus movimientos, por el contrario, apoyándose en este y logrando una ventaja al usarlo en su beneficio.

El entrenador deberá ser capaz de enseñar a sus jugadores que toda acción genera una reacción, capacitando a sus linieros para predecir los movimientos de los defensivos y reaccionar rápidamente durante un juego; el girar, empujar y correr permitirá a los linieros ofensivos adquirir la capacidad para controlar tanto a los linieros, como a los linebackers, pero se deberá considerar que los defensivos, pueden demorarse ó pasar sobre otro de los linieros al leer la alineación o el movimiento de corredores o receptores después de la explosión.

Una progresión en seis puntos básicos para enseñar a girar, empujar y correr podría ser la siguiente:

1.         Se inicia con la posición del liniero ofensivo preparado para intentar jalar hacia fuera a su adversario una vez bloqueado. Las rodillas se mantendrán ligeramente dobladas y la espalda arqueada, la cabeza arriba y la vista fija al frente, entonces, el liniero hará un rápido giro sobre el aire, buscando colocar los codos perpendiculares al cuerpo y con las manos se fingirá sostener un par de revólveres, evitando en todo momento que los codos se despeguen del cuerpo. Practique esta posición a diario, hasta que el concepto se entienda.

2.         Evite que el liniero ofensivo se detenga una vez iniciado el movimiento o antes de contactar con su oponente, buscando practicar y anticipar la reacción del defensivo al movimiento, practicando paso a paso.

3.         Coloque a los linieros ofensivos de rodillas y alineados uno con otro, frente a frente con otros jugadores o bien usando un trineo, para lo que cada liniero conocerá a su adversario y realizara a la voz, un rápido giro y empujara al tiempo que colocara sus brazos extendidos por debajo de los hombros de su adversario. Resalte la realización del giro y la velocidad en que son insertados los brazos a la altura de los sobacos del adversario, recordando mantener los codos pegados al cuerpo, la espalda arqueada, la mirada al frente y los brazos extendidos con los puños cerrados.

4.         Mientras los linieros ofensivos practican frente a un trineo o a una línea de domis o jugadores, repita lo anterior, pero ahora comenzando desde la postura inicial.

5.         Repita el paso No.4, pero ahora los defensivos reaccionaran al giro y empujan, tratando de evitar el bloqueo ofensivo, se deberá buscar que el giro de los ofensivos sea tan rápido que no permitan a los defensivos colocar sus manos y evitar el contacto, donde los linieros trabajaran rápidamente para colocarse por dentro y separados, con las manos y brazos extendidos.

6.         Cuando se gira, empuja y corre aprovechando el movimiento natural del defensivo que reaccionara hacia la dirección del primer paso de los linieros ofensivos, es cuando se puede decir que el ofensivo ha logrado emplear la fuerza del contrario en su propio beneficio. Será cuestión de entrenarse de tal forma que se pueda asegurar que el liniero ofensivo, consiga colocarse por un lado de su adversario mientras extiende sus brazos por debajo de sus hombros, aprovechando el ímpetu usado por este mismo defensivo.

La filosofía que ampara el giro, empujón y carrera, debería ser directamente dependiente de la filosofía de la ofensiva misma. Apoyados en las multifaceticas alineaciones defensivas, el liniero ofensivo deberá comprender y aprovechar los cambios de regla para compensar con la facilidad de poder extender los brazos, el tamaño y la velocidad del defensivo, controlando y aprovechando su peso, fuerza y dirección de movimiento, redirigiéndolo para donde se logra un beneficio ofensivo.

La parte mas difícil de lograr y entrenar, será la de moverse con la fuerza, dirección y tiempo correcto, por lo que se deberá tener mucho cuidado al seleccionar a los linieros ofensivos interiores, tomando en cuenta su capacidad para moverse rápidamente y la de soportar la carga defensiva en situación de pase, observándose que el tamaño o peso del jugador, es menos importante que su habilidad para moverse y mantener el equilibrio.

En términos generales, una vez localizados los cuatro mejores hombres para cubrir las cuatro posiciones interiores de la línea ofensiva, coloque a los dos mas rápidos de guard y los dos mas lentos como tackles, considerando que bloquear o proteger en situación de pase, es una de la habilidades mas difíciles en el football.

Entrenar Football Americano es una tarea por demás compleja, este deporte requiere fortaleza física y una buena condición psicológica, así pues, un entrenador exitoso, deberá saber y conocer los factores que contribuyen al desarrollo de fortaleza física, además de comprender como, el organismo reacciona al acondicionamiento fisiológicamente hablando, así como también, deberá conocer el rendimiento físico y las habilidades motoras que requiere cada uno de sus jugadores para cubrir cada posición.

El football americano es un deporte de equipo, por lo que un entrenador deberá ser capaz de manejar y manipular los factores psicológicos que influyen en los jugadores para lograr metas en conjunto (jugando y anotando), considerando que este deporte se basa en el movimiento, deberá también, buscar posiciones que faciliten a cada uno de sus jugadores, aprovechando sus cualidades particulares, y tomando en cuenta que este deberá efectuar un movimiento rápido con todo su cuerpo, considere también, que el Football Americano es un juego rudo, violento y de contacto, por lo que deberá entrenar y practicar técnicas que cubran las necesidades para el éxito y sobre todo considerando la seguridad para sus jugadores, evaluando la fuerza de cada muchacho, evitando exigir mas allá de las posibilidades verdaderas, enseñándole técnicas que físicamente no pueda hacer, revalidando y comprendiendo las limitantes físicas que cada muchacho tiene, siendo esto tan importante como el conocer sistemas, jugadas o procedimientos para ganar un juego, ya que si no selecciona correctamente a sus jugadores, estos, podrán saber mucho y durante el juego, hacer poco.

BIBLIOGRAFIA

1.         The Story of Football;  Robert Leckie, 1965

2.         The History of American Football;  Allison Danzig. 1956

3.         Football Facts and Figures;  L. H, Baker, 1945 

4.         The History of American Football: Its Great Teams, Players, and Coaches; Danzing, 1956

5.         Football Guide; Parke Davis, 1926

6.         The Encyclopedia of Sports 1978

7.         Football for Coaches and Players; Glenn Scobey Warner, 1927

8.         Football Line Play for Players and Coaches; Bernard Oakes, 1932

9.         Winning Football: Strategy, Psychology and Technique; B. W. "Bernie" Bierman, 1937.

10.     Football; William Glenn Killinger, 1939

11.     Coaching Football: The Illinois System of Offensive Line Attack; Robert C. Zuppke y Milton M. Olander, 1930

12.     Football Line Play for Players and Coaches; Bernard F, Oakes, 1932

13.     Offensive Football; Louis R. Oshins, 1947

14.     Football Signals and Movement Times of High School and College Players; Clem W. Thompson, Francis Nagle, y Robert Dobias, 1958

15.     Effects of Stance, Body Position, and Initial Step Patterns; J. M. Deck, 1962

16.     Football Principles and Play; David M. Nelson, 1962

17.     Bobby Dobb on Football; Bobby Dobb, 1964

18.     The Coaching of Football Line Play; Clark Shaughnessy, 1968

19.     Coaching Today’s Athlete: Football Textbook; John Ralston y Mike White, 1971

20.     Football Coach’s Complete Offensive Playbook; Homer Smith, 1987

21.     Game of Football;  A.G. Spalding & Brother, 1895

22.     Attacking Modern Day Offenses; Marguet Miller, 1994

23.     Offensive Line Play; Jerry L. Campbell, 1995

24.     The One Back Offense; AFCA, 1994

25.     The “I” Back Offense; AFCA, 1995

26.     The Greatest Collection,  Football Coaches; Tom Eckler & Bill Calloway, 1986

27.     Football Talk; Howard Liss, 1973

Recopilacion EMELGUR


A todos los invitamos a sumarse al esfuerzo para que este libro de reglas este más completo, si tienes una jugada muy especial por favor comunícamelo a:

mailto:vikingo@oficiales.org

Esta página y todo su contenido son Copyright © del Vikingo.