Lectura > "Vikingo" >Para Oficiales

LA ADICCIÓN.

¿Quiere usted llegar a ser un oficial de fútbol Americano?.

Estaría usted dispuesto:

1.- A trabajar con diferentes personas, de diferente nivel social, de muy diferentes características a las cual está usted acostumbrado, con muy poca compatibilidad con su manera de pensar, con diferentes puntos de vista al suyo, y según usted, muy prepotentes.

2.- A aceptar diferentes criticas negativas a su trabajo, ya sea porque marcó o no marcó un castigo, porque contestó o no contestó una pregunta que le hicieron, y que le están diciendo que es muy pobre su apreciación, y que también desconoce las reglas.

3.- A que cuando usted marque un castigo, y antes de que su pañuelo toque el piso, reciba toda clase de insultos por la mitad del público que esta presenciando el partido y a que la otra mitad se burle de usted diciendo que ya era hora de que se marcara algo.

4.- A que cualquier aprendiz de coach o cualquier persona del público le reclame o lo agreda por cualquier decisión que usted tomó en una jugada (en la cual de acuerdo a las reglas usted tiene marcar un faul), solo por el simple hecho de que fue contra su equipo.

5.- A trabajar como oficial en la banda lateral, bajo una presión poco usual provocada por coaches o directivos, que durante todo el partido se la pasan molestándolo y reclamándole en cada jugada de que existieron una serie interminable de castigos que le cometieron al equipo y que usted no tiene los pantalones suficientes o es parcial y por eso no los marca.

6.- A aprender a cambiarse de ropa en lugares poco accesibles y carentes de limpieza y ventilación, en medio de utilería mal oliente, rodeado de una hostilidad y desconfianza.
 

7.- A soportar los comentarios destructivos y poses de sabelotodos de varios de sus compañeros de asociación, cuando en una clase de reglas o una apreciación de una jugada especifica, usted externa su muy particular punto de vista, la cual no concuerda con la opinión de la mayoría de sus compañeros.

8.- A esperar pacientemente varias horas para trabajar en un juego, el cual fue cambiado de horario y a usted no le avisaron del cambio, y además soportar sin alterarse que le de como excusa un compañero de su asociación “ te estuve hablando toda la tarde y no me pude comunicar para avisarte del cambio de horario”.

9.- A no participar en un partido muy importante, tal como una final, un clásico Politécnico vs Universidad, un tazón, o cualquier partido que tenga o no trascendencia, por el simple hecho de que tiene injerencia en el juego un familiar o que es usted egresado, jugador ex jugador, o que tiene alguna injerencia en alguno de los equipos que participan.

10.- A explicar pacientemente un cambio de reglas que tuvo lugar varios años atrás, o un nuevo cambio de reglas, a un couch que con toda intención trata de confundirlo o ponerlo a prueba para ver si usted esta al día o puede aprovecharse de usted en un momento critico durante el transcurso de un partido.

11.- A ignorar los comentarios sarcásticos, destructivos y mal intencionados que se hagan de usted de frente o a sus espaldas de los susodichos compañeros de las diferentes organizaciones de árbitros que pululan en el medio, por el simple hecho de que usted si se atreve a externar su opinión o a mejorar el entorno del medio.

12.- A aguantar sin hacer ningún tipo de comentarios la burla de sus amigos o familiares, al respecto de que para usted es más importante el participar en un partido de fútbol americano antes que acudir a un compromiso particular o de carácter social.

13.- A soportar los ataques personales, después de mucho tiempo transcurrido, por directivos, couches, jugadores, conocidos del medio o periodistas, que carentes de un conocimiento profundo de las reglas y mecanismos que rigen el fútbol americano, todavía le achacan la culpabilidad, porque usted hace años en un partido sin importancia los integrantes de la planilla marcaron un castigo a tal o cual equipo, donde militaba un familiar, el cual por este hecho no participó en un campeonato.

14.- A convivir semana a semana con personas carentes de los mínimos principios de educación, compañerismo, y de armonía para poder trabajar en equipo.

15.- A trabajar sin poner pretextos o excusas cualquier día a de la semana a cualquier hora, a desplazarse a cualquier lugar, con cualquier persona, en cualquier campo, con cualquier equipo.

       16.- A ser honesto e imparcial y a otorgar lo mejor de si mismo, con sus compañeros de asociación, con los equipos, con los jugadores, con los couches, y a cumplir cabalmente con el axioma de “ve lo que marcas y marca lo que vez”.

Si a todas las preguntas anteriores usted contestó que SI, sin vacilar o tener un resquicio de duda, si todas y cada una de ellas es capaz de soportar, o a adaptarse positivamente a las circunstancias descritas, y si fácilmente puede olvidar las burlas, los ataques, las groserías, o actuar en muchas circunstancias sin perder la total cordura, lo felicito porque pienso que usted no es de este planeta o que es usted el más grande y sufrido de los masoquistas, y estoy seguro que no tiene amigos ni familiares o que tiene la necesidad de ganar más dinero.

Con un poco de estudio en los mecanismos y un buen conocimiento de las reglas de este deporte, y con mucha paciencia y mucha práctica, podrá usted a abrasar esta profesión de árbitro en el fabuloso y maravilloso mundo del FÚTBOL AMERICANO.

Te invitamos a colaborar si tienes un articulo que tú creas importante por favor enviarlo a:

mailto:vikingo@oficiales.org

Esta página y todo su contenido son Copyright © del Vikingo.